700.000 Heures

Atrapasueños. Así es 700.000 Heures, cuya propuesta de hotelería itinerante invita a realizar un viaje de exploración y descubrimiento con el compromiso de retorno a lo esencial. En la actual edición de Cannes pudimos conocer a Thierry Teyssier, el mentor de esta fascinante aventura.

700.000 horas es el promedio de vida de un ser humano. Un tiempo infinitamente valioso como para dejarlo pasar. Con esa certeza, Thierry Teyssier, (fundador del hotel Dar Ahlam en Marruecos y de otros tantos emprendimientos vanguardistas) creó 700.000 Heures, una experiencia de viaje diferente a todo lo conocido que se propone convertir las horas que compartas con ellos en recuerdos imborrables. “El mundo es demasiado rico como para conformarse con viajes que se parecen todos. Hay tantos lugares diferentes para descubrir, tantas emociones para experimentar, tantas culturas diversas para explorar … Estamos a cargo de nuestras horas, nuestros encuentros, nuestros viajes. Es momento de inventar una nueva forma de descubrir el mundo, un mundo conectado de forma más auténtica con las personas y las culturas, más enriquecedor y más humano para todos”, señala Teyssier quien, en septiembre de 2018, lanzó el primer hotel efímero del mundo, reinventado en un país diferente cada seis meses, en lugares nunca antes vistos y en magníficas propiedades capaces de quitar el aliento hasta a los viajeros más exigentes.

 

Vale destacar que Thierry Teyssier no es un improvisado en el tema de la hospitalidad. Durante 15 años, con Maisons des Rêves, se avocó a desarrollar nuevos valores itinerantes y a ofrecer experiencias sorprendentes e inesperadas. Su foco de atención puesto en los detalles ha perseguido una autenticidad y una belleza natural al mismo tiempo que evoca curiosidad. Todo diseñado según el servicio más refinado, completamente personalizado, discreto y de genuina hospitalidad. Con Maisons des Rêves sentó las bases para brindar momentos de descubrimiento diseñados a medida para cada huésped, transformando cada destino para reflejar sus deseos.
El proyecto de 700.000 Heures fue creado por el deseo de continuar asombrando, para ofrecer una gama más amplia de destinos, manteniendo sus valores esenciales y garantizando la misma hospitalidad de la más alta calidad.

De acuerdo con su mirada, las oportunidades para conectarse de manera significativa y memorable con la verdadera naturaleza de una cultura o un determinado país se han vuelto escasas. La mercantilización de los viajes internacionales deja poco espacio para la curiosidad y el diálogo. Entonces, el equipo de 700.000 Heures emprende un viaje de descubrimiento y le da la bienvenida a un nuevo país cada seis meses para explorar una nueva cultura, un nuevo paisaje, un nuevo sueño que cobra vida. ¿Cómo lo hacen? Seleccionan casas privadas, únicas, auténticas y variadas, a veces en un solo lugar y, otras veces, organizadas en torno a un itinerario, únicamente para sus huéspedes y solo disponible durante una corta visita en cada destino. Y con baúles especialmente empacados para la ocasión, dan la bienvenida a sus huéspedes para una experiencia hotelera extraordinaria.

700,000 Heures busca ir más allá de la típica postal con la sombrilla bañada por el sol en una playa perfecta. Busca reavivar la imaginación de los viajeros y recordarles la alegría que implica ser sorprendidos. “Nos hemos propuesto volver a visitar la noción de servicio personalizado”, sostiene Teyssier. De ahí que, todos los días, el equipo de 700.000 Heures diseña momentos excepcionales exclusivamente para ser disfrutados, adaptados a los deseos y preferencias. Y a esto agrega diferentes elementos de sorpresa.