East End

El este de Londres se ha convertido en los últimos años en una de las zonas de moda de la capital británica.

East End, London

Grafitis, tiendas de ropa, galerías de arte alternativas, bares y restaurantes convierten al este de Londres en un lugar diverso pero al mismo tiempo con carácter propio. Shoreditch es uno de los barrios que ha sufrido más cambios en los últimos tiempos y sus calles contrastan con la majestuosidad y los grandes edificios de la city, situada a muy pocos pasos.

Tras una época negra -este barrio fue el protagonista de algunas de las historias más tenebrosas del famoso asesino en serie Jack El Destripador-, en los años 90, los artistas de aquel entonces instalaron aquí sus galerías de arte. Fue en esa misma década cuando también empezaron a transformarse antiguos edificios industriales en edificios de departamentos y oficinas y se construyeron las discotecas más famosas de la ciudad, algunas de ellas todavía en pleno rendimiento.

Hoy en día el este de Londres es paso obligado para aquellos que quieren disfrutar de un paisaje lleno de contrastes, donde el lado más hippy convive al mismo tiempo con el lujo y la modernidad. La alta cocina también tiene un espacio en la zona más alternativa de Londres. Una antigua escuela femenina construida por la parroquia de Bishopsgate acoge hoy a Galvin La Chapelle, un restaurante elegante con una estrella Michelin en el que se puede disfrutar de una carta basada en gastronomía francesa, moderna y sofisticada al mismo tiempo. Uno de los must de los hermanos Galvin -Chris y Jeff- es la lasaña de cangrejo de Dorset con brotes de guisantes o el pressé de codorniz y foie gras con huevo de codorniz.

East End, london.
Nobu Hotel

En cuanto a la hotelería, en los últimos años, el este de Londres está acogiendo la apertura de nuevos hoteles de diseño como Nobu, ubicado en un edificio de vidrio espléndido desde el punto de vista arquitectónico. Nobu, que forma parte de la cadena de hoteles del actor Robert de Niro, cuenta con habitaciones diseñadas de forma contemporánea, con un guiño al clásico arte callejero y alternativo de Shoreditch y también con algunos elementos de la cultura japonesa. En el mismo hotel se encuentra el restaurante del chef japonés Nobu Matsuhisa, en el que se puede degustar una extensa carta con platos de la cocina oriental como el miso de bacalao. El restaurante también acoge cada mañana el desayuno, que mezcla los sabores tradicionales del English breakfast con toques asiáticos.