Ron Zacapa Centenario (23 años)

Coronado como el mejor del mundo, este ron es el resultado de un proceso que es pura alquimia. Nace en tierra guatemalteca y se gesta entre sueños por más de dos décadas, en lo alto de las montañas.


P recisamente, quizá deba su secreto a un descanso prolongado: años de silencio, oscuridad e infatigable paciencia son necesarios para disfrutar de la bebida, que es uno de los elixires más prestigiosos para los amantes del buen beber.

Custodiado en barricas de roble blanco americano que respiran historia, un auténtico Zacapa 23 años se gesta allí donde antes reposaron otras selectas bebidas como el Whisky Bourbon, vino de jerez y vino Pedro Ximénez. Es en las alturas, a 2.300 metros sobre nivel del mar, en La Casa de las Nubes, la destilería más elevada del mundo, en el que se produce el sistema de añejamiento, conocido como solera. Las barricas se llenan, se sellan con hojas de tul y permanecen sin movimiento durante períodos de dos a tres años, permitiendo así homogeneizar el producto. Posteriormente se vacían, se mezclan y luego se vuelven a llenar las barricas para continuar con el añejamiento, hasta llegar a los 23 años que le dan el nombre completo a esta variedad, bautizada por su bouquet como el “cognac de los rones”.

Entre las características que lo hacen único –y que le han valido una calificación de 95 puntos sobre 100 y numerosos premios– está su envasado. Se realiza luego del “casamiento de las mezclas”, proceso que se obtiene cuando se lleva a cabo la mezcla de rones de alta calidad añejados por separado. Este paso otorga la armonía y el equilibrio perfecto de aromas y sabores, que nacen de la destilación de mieles vírgenes de la caña de azúcar. Estas son, justamente, las que brindan los matices inigualables que hacen de este ron el rey de los rones. Mientras otros se producen con melaza obtenida de la caña, el Zacapa Centenario se gesta a partir de esta materia prima inmejorable, extraída de una única prensada. Así, las mieles vírgenes aportan una suavidad distintiva y forman parte del complejo proceso que hace a este extraordinario placer.

Originario de Guatemala, el ron Zacapa fue creado en 1976 para conmemorar los cien años de la ciudad a la que debe su nombre. Entre sus variedades, la destacada es la que se elabora a lo largo de 23 años de esmerada custodia. Desde las tierras del Caribe –donde las condiciones climáticas inigualables producen la mejor caña de azúcar–, hasta lo más alto de las montañas guatemaltecas, después de una prolongada y paciente espera, una bebida digna de los dioses llega a la botella.


ROOMIN Nº15

Viajes Extraordinarios