Argentina, Glaciar Perito Moreno - Hostelería Los Notros
La geometría del hielo

Emplazada frente a la masa de hielo continental más grande del mundo, después de la antártida, la Hostería Los Notros es un punto privilegiado para la contemplación de un espectáculo natural único.


H

ubo un principio. Pero era tan blanco que encandilaba. Apenas se distinguía el hielo del cielo. Hasta que el cisne sobrevoló las altas cumbres y depositó a Elal en la cima del cerro Chaltén (Fitz Roy). Y Elal contempló la nueva tierra durante tres días y tres

noches cobijado por las plumas de las aves, que además le proveían de alimento. Descendió luego a esos hielos eternos y creó el fuego, el arco y la flecha. Y de un flechazo empujó la tierra hasta el mar. Se entretuvo con barro y, de las estatuitas que sus manos moldeaban, surgieron los tehuelches, pobladores de la zona más austral del país. Hombres y mujeres robustos, de gran altura, habituados a la caza de guanacos y ñandúes.La masa de glaciares permanece como entonces. Poco ha cambiado desde que Elal la sobrevoló, los tehuelches la habitaron y luego el humanista Francisco Pascasio Moreno la recorrió con ánimo explorador a fines del siglo XIX. Por la osadía de este expedicionario, uno de los más extensos de esos 45 glaciares que nacen del Campo de Hielo Patagónico, la masa de hielo continental más importante del planeta, luego de la Antártida, lleva su nombre.

Hoy, el glaciar Perito Moreno es un coloso blanco que se expande majestuoso sobre el lago Argentino y se pierde en el infinito. Su movimiento es constante desde su formación en los inviernos durante el pleistoceno. Cada año, este glaciar que mide cinco kilómetros de ancho y que puede llegar a tener hasta 60 metros de altura, crece aproximadamente 700 metros. Pero en la búsqueda del equilibrio perfecto, cuando fruto de ese crecimiento la presión del agua provoca su ruptura, los témpanos se desprenden con la ferocidad del trueno. El ruido es ensordecer, el espectáculo, único. Y todo vuelve a empezar.

*****

Sin embargo, a veces sucede que las casualidades se dan la mano. En este caso, en la intimidad más absoluta de ese edén de hielo, se alza una hostería privilegiada para disfrutar de uno de los paisajes más impactantes del globo: Los Notros, la combinación perfecta entre comodidad y calidez. La única hostería que brinda la exclusividad y el privilegio de estar hospedado frente al glaciar, con la posibilidad mágica de ser parte de ese espectáculo, disfrutar de las transformaciones de sus hielos cuando despuntan las luces del alba o se ilumina en las noches luna. Apreciar cómo declina el día y ese coloso muta en sus tonos. Solo el silencio y la paz definen un espacio que se carga apenas con los sonidos de los pájaros o con el desprendimiento de los témpanos que parecieran estar guiados por una fuerza bruta. Una hostería con el sistema all inclusive, para olvidar y dejarse llevar, saborear sus platos y disfrutar de paseos privados.

Los Notros excede esa sofisticación propia de las construcciones modernas y se mimetiza con los elementos naturales de la zona: 32 habitaciones de paredes y techos de madera de pino. Nada de televisión y teléfono en las habitaciones. Naturaleza pura. La exuberancia está en el exterior, así como la calma, que se continúa en estos ambientes gracias a sus amplios ventanales. Desde cada habitación, desde el living y el comedor, el glaciar se impone. Aquí se disfruta del calor de una chimenea. La cocina gourmet acompaña el momento.

Refinamiento y comodidad luego en un deck que pareciera continuar sobre el glaciar, disfrutando de una copa de vino elegido para la ocasión. La posibilidad de entablar un diálogo con la naturaleza no se da solo por la ubicación privilegiada de esta hostería, sino que se ratifica en sus exclusivas excursiones. En apenas unos minutos de viaje, estamos en la pasarela frente al glaciar, rozando el hielo. El momento es sublime. El esperado. La mañana es nuestra y el hielo en su majestuosidad ofrece una de sus más increíbles postales. Caminamos como exploradores sobre las irregulares superficies de este hielo austral. Grietas, seracs, sumideros y pequeñas lagunas salen a nuestro encuentro.

La aventura es parte del juego y nos lanzamos a ella como exploradores curiosos. Cada elemento parece traído hasta aquí para nuestro deleite y, sin embargo, estamos divisando una de las primeras formaciones de la tierra, el comienzo y el fin de una era que ocurrió hace millones de años. Y la leyenda de Elal sobrevuela nuestro tiempo.

Por Teresa Elizalde

TIPS
GPS: Ruta Provincial 11, Km 70
Distancias: a 70 km de la ciudad de El Calafate, a 7 del glaciar, a 90 del aeropuerto de El Calafate.
Cómo llegar: desde el aeropuerto, tomar la Ruta Provincial 11, mano hacia El Calafate. Pasar el pueblo y continuar hasta el Km 70.
Web: www.losnotros.com
E-mail: info@losnotros.com
Tel: (54 2902) 49 95 10/11 o (54 11) 48 13 72 85


ROOMIN Nº15

Viajes Extraordinarios