ILTM Cannes… previa de un evento sinigual

Una vez más, ILTM sorprende a la industria del turismo de lujo. En Cannes, con la costa francesa como marco, se inauguró la decimo sexta edición de ILTM, en el gran auditorio del Palais des Festivales. Bienvenidos a al único evento que reúne sofisticación, elegancia y las experiencias más exclusivas del mundo, junto con los máximos referentes del arte, la sustentabilidad, la tecnología y la política empresarial.

Noche previa

El vuelo demorado retrasa el check in en el JW Marriot de Cannes y también el primer paseo (extra) oficial. En menos de media hora, el lobby de Le Majestic se transforma en una sala de conferencias y quienes llegamos un día antes de la apertura oficial de ILTM Cannes, nos reunimos allí para conocer las novedades de Fairmont, en Kenia.

Una hora más tarde, diez periodistas de diferentes partes del mundo compartimos una mesa con tragos variados e intercambiamos tarjetas en un bar que transmite fútbol, aunque no tenemos tiempo de ver qué equipo juega. Bianca, nuestra “jefa” durante los próximos cuatro días, literalmente nos empuja para que vayamos a cenar a Astoux & Brun, un escondido y exquisito restaurante de mariscos donde a un despistado se le antoja comer carne pero los mozos, muy amablemente, le indican: “No es nuestra especialidad”. Con tres bandejas extra large de mariscos fríos, mejillones a la provenzal y pasta con salmón ahumado y crema de leche, entendemos lo que insinúa. Algunos de los que estamos en la mesa nos conocemos desde hace años, otros debutan en este encuentro. Pero todos estamos dispuestos a vivir los próximos cuatro días con la intensidad de un rally París–Dakar con el estilo de la Fórmula 1. Así es ILTM. Bienvenidos.

Día 1

El momento que todos esperan llegará recién a las 19 hs., en el Palais des Festivales. Pero antes, nada de mirar el mar tomando una copa de champagne y fumando un puro. O sí, pero no en soledad en todo caso. Las camionetas Mercedes Benz con los asientos en formato de living esperan en la puerta del hotel para el primero paseo. Destino: Monte Carlo, Mónaco. Ciudad real como pocas a solo una hora en auto de Cannes. Parte del staff de Leading Hotels of the World nos recibe muy gentilmente para mostrarnos la renovación de una maravilla que atesora años de historia y sangre azul en sus pasillos: el mítico Hotel de París. (Un solo comentario para no perder tiempo e invitarlo a leer nuestra próxima nota: la suite presidencial tiene dos pisos, dos piscinas y, tal vez, la mejor vista de todo el principado). Ya sobre el mediodía, un menú más que interesante: mariscos de entrada, cordero de plato principal y un soufflé de postre peligrosísimo para las dietas. No importa cuál estés haciendo. Lo que sigue son las palabras de agradecimiento de los anfitriones y de nuevo, a las camionetas porque hay que regresar a Cannes para la apertura de ILTM.

17:00 hs. La alfombra roja que suele albergar a las estrellas más rimbombantes del cine mundial todos los meses de mayo, hoy recibe a cientos de hoteleros, agentes de viajes, especialistas en lujo y hospitalidad que no quieren perderse el foro de apertura de ILTM. Tema central: la sofisticación, la elegancia y las experiencias más exclusivas del mundo según la visión de los máximos referentes del arte, de la sustentabilidad, de la tecnología y de la política empresarial. Un mix tan interesante como necesario. Pero eso será ya historia (y nota) de mañana. Aplausos. Se cierra el telón y empieza la primera de muchas de las fiestas que me esperan estos cuatro días.